Le Magazine Accor Hotels

Lugares que merecen una visita en la provincia de Girona

Escápate a la provincia de Girona para reponer energías en un territorio en el que hay mucho por explorar. Algunos de los pueblos mediterráneos más pintorescos salpican la franja litoral de la Costa Brava. Pero también hacia el interior encontrarás aldeas singulares y paisajes de montaña idílicos en los que darle esquinazo a las rutinas.

Arte, historia y naturaleza en un recorrido de cine por la provincia de Girona

Besalú. En la confluencia de los ríos Fluvià y Capellades se erige una ciudad-fortaleza medieval considerada uno de los conjuntos histórico-artísticos mejor conservados de Cataluña. Besalú, cuyo puente románico te resultará familiar si has visto la película El perfume, tiene un atractivo misterioso que se deja sentir con especial intensidad entre las callejuelas de su maravillosa judería y en el Miqvé o casa de baños rituales, el único edificio de estas características descubierto en la península ibérica y el tercero de toda Europa.

El Lago de Bayoles. Es el lago más grande de Cataluña así como el conjunto cárstico más importante de España y además no le falta su puntito de leyenda. El Lago de Banyoles, símbolo de la ciudad de la que toma prestado su nombre, tiene su propio monstruo. Se cuenta que el mismísimo Carlomagno se enfrentó sin éxito a la furia de la bestia responsable de que las plantas se secaran, los estanques se contaminaran y los habitantes de Banyoles desaparecieran misteriosamente durante la noche. Sin embargo, ni tan siquiera el valiente guerrero pudo darle muerte al dragón, que desde entonces permanece herido en las profundidades de estas aguas. Después de conocer esta historia, ¿seguro que te atreves a darte un baño?

Girona. La capital de la provincia tiene uno de los núcleos históricos con mayor valor patrimonial de toda la comarca. Más de dos mil años de historia se mantienen todavía en pie en los recintos fortificados de la Força Vella, fundada en época de los romanos, y el Ensanche medieval, resultado de la ampliación de las murallas en los siglos XIV y XV. Junto a las plazas porticadas, las calles adoquinadas y los empinados callejones del barrio judío, la ciudad se presenta como un escenario de película. Tanto es así que en lugares como las escalinatas de la Catedral o la plaça dels Jurats se rodaron algunas de las escenas de la sexta temporada de Juego de Tronos. Podrás repasar los capítulos de la serie en el ibis Budget Girona Costa Brava antes de salir a descubrir la faceta más cinematográfica de la ciudad.

Valle de Nuria. Enclavado en el término municipal de Queralbs, en la parte más septentrional de la provincia, se encuentra este magnífico paraje natural pirenaico que marca la frontera con Francia. El acceso al lago únicamente se puede hacer a pie o utilizando el mítico tren cremallera. Una vez arriba dispones de numerosos senderos con los que recorrer el paisaje entre vacas y caballos pastando a sus anchas.

El triángulo daliniano. Desde el punto de vista artístico, hablar de la Costa Brava es hablar de Dalí. Si te apetece conocer con detalle la trayectoria creativa del gran genio del surrealismo sólo tienes que seguir la ruta desde su Figueres natal, donde se encuentra el Teatro Museo del artista, hasta el castillo Gala – Dalí de Púbol pasando por su casa-museo de Portlligat. ¿Eres un apasionado del arte? Siempre puedes echarle imaginación y convertir el triángulo en un cuadrado y aprovechar que estás por la zona para visitar el Cabo de Creus y algunos de los paisajes que inspiraron su obra.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes