Le Magazine Accor Hotels

Curiosidades de La Rioja para saber antes de tu próximo viaje

Para quedar como todo un erudito cuando La Rioja sea el tema de conversación, no hace falta tener grandes conocimientos de enología: las curiosidades resultan mucho más entretenidas. Ese tipo de anécdotas del tipo ¿sabías qué…? resultan muy útiles a la hora de romper el hielo o de amenizar una charla. Y no hablemos ya de lo prácticas que son para ganar quesitos jugando al Trivial. Pero sobre todo nos gustan esas curiosidades porque nos acercan un poco más a nuestro destino haciendo que el viaje sea mucho más interesante.

Fiestas y lugares que le dan autenticidad a esta región

A veces se trata de un nombre, otras de acontecimiento y en ocasiones es un lugar o una festividad lo que llama la atención. El caso es que siempre hay algún motivo por el que hasta en los lugares menos esperados es posible encontrarse con alguna curiosidad que nos haga recordar ese viaje como algo especial. El propio hotel Mercure Carlton Rioja se encuentra a apenas unos metros de uno de esos rincones curiosos de Logroño: el Paseo del Espolón.

Durante mucho tiempo este mítico rincón de la ciudad fue conocido como el Paseo Príncipe de Vergara, título que ostentaba el general Espartero, y su estatua estuvo acompañada por la de seis reyes que fueron enviadas desde el Palacio Real de Madrid. Al comienzo de la II República todas las estatuas fueron retiradas excepto la del general, por su estrecha vinculación con la ciudad, y el paseo empezó a conocerse como Paseo del Espolón. El resto de obras continúa en paradero desconocido.

Otro dato curioso sobre la capital riojana es que aquí se celebró el último Auto de Fé de la Santa Inquisición: el sonado proceso de Las brujas de Zugarramundi. Se estima que el 6 de noviembre de 1610 alrededor de 30.000 personas llegadas desde todos los rincones de la península y muchos puntos de Francia se dieron cita en la ciudad para presenciar los juicios y las ejecuciones por herejía.

No menos misteriosa resulta la representación del Juego de la Oca que hay en el pavimento de la Plaza de Santiago. Esta obra recuerda al visitante la estrecha conexión existente entre el Camino Francés de peregrinaje a Santiago de Compostela, que atraviesa esta ciudad, y las casillas de este popular juego de mesa que podría haber sido una guía de iniciación simbólica empleada por los templarios.

Pero no hace falta ponerse tan místicos para hablar de curiosidades en La Rioja. También las hay, y en abundancia, las que están relacionadas con cuestiones más mundanas. La palma se la lleva la popular Batalla del Vino que, siendo ésta la tierra de algunos de los mejores caldos del país, no necesita justificación. Se celebra en la mañana del 29 de junio, día de San Pedro, en los Riscos de Bilibio de la localidad de Haro. Los participantes van vestidos de blanco inmaculado y al cabo de unas horas lanzándose litros y litros de vino tinto regresan a Haro mostrando las cicatrices  de esta batalla en su colorida vestimenta.

Igual de curiosas y sin necesidad de salir cubiertos de vino se presentan las Jornadas Medievales de Briones, el tercer fin de semana de cada mes de junio. Durante estos días el pueblo retrocede en el tiempo hasta el siglo XIV y se transforma en una aldea medieval en toda regla. Músicos y bufones amenizan los almuerzos en las calles y plazas de Briones, que se llenan de doncellas y caballeros ataviados con la ropa de la época. Un espectáculo que comparte alegría y colorido con el de la Danza de los Zancos en Aguano, aunque en esta ocasión los bailes no son a ras de suelo sino a 50 centímetros de altura y sobre zancos de madera que van atados a las piernas.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes