Le Magazine Accor Hotels
DISFRUTA LA ARQUITECTURA RELIGIOSA

Top catedrales italianas en nuestro "Duomo-ranking"

Un patrimonio artístico impresionante

Qué sería del paisaje italiano sin las torres, agujas, cúpulas y campanarios de sus duomi. La arquitectura religiosa es una parte importante de la historia y la cultura del país, así como de un patrimonio artístico que en muchos casos ha sido el impulsor de las grandes corrientes europeas.

¿Qué es un duomo?

Contrario a la creencia popular, un duomo no siempre es una catedral. En sentido genérico, este término italiano se emplea para referirse al templo religioso más importante de una ciudad. Esto quiere decir que bajo el paraguas de este concepto se pueden encontrar iglesias, basílicas, catedrales y pro-catedrales.

Con todo, hay que reconocer que en la mayoría de los casos el duomo es un templo con la categoría de catedral, de ahí la confusión. Sin embargo y, aunque no se utiliza con tanta frecuencia, en italiano también existe el término cattedrale para referirse a este tipo de construcciones sacra.  El vocablo original ha sido asimilado por otras muchas lenguas que incluso cuentan con sus propias adaptaciones de este préstamo lingüístico: el alemán dom, el francés dôme o el sueco domkyrka son algunos ejemplos.

5 catedrales italianas y sus secretos

1. Duomo de Florencia
Santa María del Fiore, la catedral de Florencia, tiene la cúpula de mampostería más grande del mundo. En su construcción se emplearon más de 4 millones de ladrillos cuyo color rojizo es todo un distintivo de la ciudad. Trabajando con estas dimensiones, no resulta complicado entender por qué se tardó 140 años en dejar lista la catedral. No en vano, es la tercera más grande de Europa

2. Duomo de Milán
La catedral de Milán está coronada por 135 agujas y en cada una de ellas hay un santo diferente. No son los únicos que protegen este imponente templo de mármol de Candoglia. Un total de 150 gárgolas velan por la seguridad de Il Duomo, y no solo en sentido figurado: ellas son las encargadas de drenar el agua de la lluvia para evitar inundaciones. Si decides tomártelo con calma para desvelar todos estos pequeños secretos arquitectónicos, puedes reservar habitación en el hotel Mercure Milano Centro y pasar unos días en la capital de Lombardía. 

3. Duomo de Venezia
Cuenta la tradición que los mercaderes venecianos robaron de Alejandría las reliquias del apóstol San Marcos y las trajeron hasta aquí, donde hoy se erige la basílica, catedral e iglesia patriarcal de la que toma su nombre. Las reliquias están custodiadas en la Pala d’Oro, un espectacular retablo compuesto de 255 paneles de este reluciente metal junto a 2.000 piedras preciosas. Uno de los máximos exponentes de la orfebrería bizantina y veneciana. 

4. Duomo de Turín
Que en la Capella della Sacra Sindone o Capella del Guarini se guarda la Sábana Santa desde el año 1578 no es realmente un secreto. Lo que no suele conocer el viajero es que esta catedral, consagrada bajo la advocación de San Juan Bautista, es el único edificio de estilo renacentista de la ciudad. No así su famosa capilla, obra de Guarano Guarini, que pertenece al barroco, y por la que anualmente pasan alrededor de 2 millones de visitantes. 

5. Duomo de Parma
Tal vez la plaza en la que se ubica no sea de las más llamativas de Italia, pero la visita al interior de la basílica-catedral de la Asunción de María Virgen es obligatoria. ¿El motivo? El hipnótico fresco de su cúpula. El propio Charles Dickens lo describió como “un laberinto de brazos y piernas, infinidad de miembros en escorzo, enredados, envueltos y mezclados. Ningún cirujano, ni aun habiendo enloquecido, podría imaginárselo en su delirio más salvaje”. ¿No sientes curiosidad por comprobar a qué se refería?

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes