Le Magazine Accor Hotels

Pueblos cerca de Bilbao para conocer el auténtico País Vasco

Que el País Vasco es una mezcla de tradición y modernidad es algo que ya nadie pone en duda. Pero si eres de los que necesita ver para creer, sólo tienes que salir de la ciudad para hacer la comprobación en primera persona. Esta ruta por los pueblos cerca de Bilbao te permite conocer lo más auténtico del País Vasco, tierra de txapelas, albarcas y zapis.

Adéntrate en la cultura vizcaína recorriendo sus pueblos más atractivos

¿Tienes tiempo de sobra para hacer lo que quieras estas vacaciones? ¿No es la primera vez que visitas la capital vizcaína y te apetece conocer algo más que la ciudad?  Has elegido un destino fenomenal para vivir una de esas aventurillas rurales que siempre te dejan con muy buen sabor de boca. Esta ruta de pueblos por los alrededores de la capital te va a permitir conocer aspectos mucho más genuinos de la región. Pero como ante todo debes pensar en la comodidad y en el descanso, lo más práctico sería que te alojaras en el Hotel ibis Bilbao Centro y desde allí pusieras rumbo adonde el corazón te lleve.

La visita que te pilla más a mano desde el centro de la ciudad es Portugalete, una localidad conocida sobre todo por el emblemático Puente de Vizcaya. Tendrás que usar el trasbordador, una de las joyas de la ingeniería civil española, para cruzar la ría y plantarte en Getxo, otro lugar interesante para disfrutar de unas estupendas playas junto a bonitas casas señoriales.

Siguiendo el curso de la carretera de la costa llegarás hasta Castro Urdiales en muy poco tiempo. Hay que puntualizar que esta localidad pertenece ya a Cantabria, pero por su cercanía a la capital vizcaína (apenas 27 kilómetros), también merece la pena una visita. Castro Urdiales es una pintoresca población erigida sobre un antiguo asentamiento romano. Esta ciudad de aires marineros te trae todo lo mejor de la cocina cántabra y la vasca, así como estupendas alternativas para hacer la digestión, como lo son la visita a la iglesia gótica de Santa María, al castillo medieval reconvertido en faro o a los edificios modernistas del casco urbano.

La zona costera al este de Bilbao es menos accesible ya que aquí no hay autopista. No obstante, hay algunos puntos de interés que no deberías perderte. Además, lo del slow travel siempre tiene su recompensa. Un punto de referencia es Gaztelugatxe​, el islote conectado al continente por un puente de dos arcos y en el que se erige la ermita de San Juan, que data del siglo X. Desde hace unos años el lugar es más popularmente conocido como Rocadragón y si eres fan de Juego de Tronos sabrás por qué. Por esta zona también encontrarás las playas de Bermeo, Bakio y Mundaka, que son una pasada si lo que esperas de tus vacaciones es pasártelas subidas a la tabla de surf.

¿Qué tal si te das un paseo por el interior? El paisaje vasco tierra adentro es también muy atractivo y tendrás la oportunidad de cambiar los sabores de mar por los de la huerta. El pueblo de Areatza se encuentra a poco más de 30 kilómetros al sur de Bilbao, a los pies del monte Gorbea. Su casco histórico de calles empedradas y edificios tradicionales es el epítome de los pueblos vascos del interior.  

Si desde aquí vuelves a poner rumbo hacia las costas de la Reserva de Urdaibai te encontrarás con Guernika-Lumo, pueblo histórico por antonomasia, en el que podrás conocer más detalles acerca del bombardeo de la Legión Cóndor en 1937 que inspiraría una de las obras más famosas de Picasso.  

Y si decides ir en dirección opuesta y acercarte hasta la comarca de Las Encartaciones, en Balmaseda descubrirás un encantador pueblo de tradiciones muy arraigadas con festejos populares como el concurso de alubias rojas o putxeras durante las fiestas de San Severino o la excepcional puesta en escena de sus mercados medievales.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes