Le Magazine Accor Hotels

10 señas de cultura cosmopolita en Barcelona

El cosmopolitismo implica sentirse parte de algo, aunque se esté en un destino que es lo menos parecido al hogar. Barcelona puede presumir de ese carácter integrador y basta con darse un paseo por sus barrios más tradicionales, sus zonas de negocio o sus áreas de interés turístico para ver que aquí hay hueco para personajes de lo más variopintos.

Cómo identificar el cosmopolitismo barcelonés en 10 señas de identidad

El encanto de las ciudades mediterráneas no es lo único que hace que cientos de miles de viajeros visiten Barcelona cada año. Para convertirse en un destino top hay que ofrecerle al visitante lugares de interés, paisajes únicos, propuestas gastronómicas originales y alojamientos de calidad como el Mercure Barcelona Condor. Pero también es una cuestión de sentimientos y sensaciones. En este sentido, Barcelona es un claro ejemplo de ciudad open mind que se refleja claramente en estos signos multiculturales que son la esencia de su cosmopolitismo.

1. Modernos espacios de creación. La Ciudad Condal se ha introducido en el circuito de las ciudades europeas que son sinónimo del diseño y la creatividad, algo que confirman la infinidad de centros de formación artística que han proliferado en la última década.

2. Apuestas de arquitectura moderna. Desde la Torre de Telecomunicaciones de Montjüic hasta el edificio de Aguas de Barcelona (Torre Agbar), el parque de Diagonal Mar o el Parc Fòrum, la ciudad cuenta con numerosos referentes arquitectónicos que son una muestra de modernidad.

3. Alternativas de movilidad sostenible. Aparte de una extensa y funcional red de transporte público, los barceloneses se desplazan por la capital con el sistema de bicicletas Bicing que también incluye opciones eléctricas para los que no estén muy acostumbrados a pedalear.

4. Amplia oferta cultural. No hay ni un día de la semana en el que no se pueda ir a un concierto en directo, ver una obra de teatro o visitar una exposición. Es imposible aburrirse en una ciudad con tanta actividad.

5. Festivales de música de prestigio internacional. A lo largo de todo el año se van sucediendo eventos musicales como el genuino Sónar o el multitudinario Primavera Sound que atraen a público de todos los países.

6. Nuevos espacios de trabajo. La ciudad se une a la tendencia de los coffices y es bastante habitual trasladar la oficina o el lugar de trabajo fuera de los espacios convencionales.

7. Barrios tradicionales en plena transformación. La evolución de los barrios tradicionales de la capital no ha sido sólo el efecto del multiculturalismo sino de la evolución tecnológica. Un ejemplo de ello es el Distrito 22@ que se ha desarrollado curiosamente en el área de Poblenou, corazón industrial de la ciudad a finales del siglo XIX.

8. Conectividad. Aparte de que cada vez son más los establecimientos que ofrecen conexión WiFI gratis, el Ayuntamiento de Barcelona ha habilitado la red Barcelona WiFi con casi 700 puntos de acceso gratuito a Internet repartidos por toda la ciudad.

9. Opciones de ocio alternativo. Sólo en una ciudad tan cosmopolita como Barcelona el viajero podría encontrarse con la posibilidad de pasar la tarde tratando de hacer diana con un hacha, escapando de una habitación misteriosa y en un tiempo limitado o cantando junto a desconocidos mientras ve su película musical favorita.

10. Mentalidad ecofriendly. Reciclaje, ahorro energético, autobuses eléctricos y edificios que son capaces de generar los recursos que consumen. Este tipo de inversiones reflejan el claro compromiso de la ciudad con un planeta sostenible.

Vous avez aimé ? Partagez !

Aleatorio

Más ideas de viajes